Bajos perfiles, altos niveles

En esta nueva entrega, Guido Venegoni nos regala una reseña doble, que aúna dos bandas disímiles en sus recorridos musicales, pero emparentadas en el espíritu.

por Guido Venegoni

Pasos perseverantes, dudas, silencios y camaradería. Los códigos nacieron de las horas. Hay kilómetros de distancia en las carreteras y algunos otros entre las personas, quizás años y generaciones en algunos casos. Pero la música perdura y con ella la ilusión y sanación. Como el agua que cae de la montaña fresca y pura, lista para mezclarse con la rabia e indecisión del pavimento. Hoy, dos exponentes silenciosos y repletos de magia verán la luz en Nuevos Trapos.

La cosecha (2017), de Phonalex

Entre el té y el mate amargo, la búsqueda musical de este trío parece no dejar casos sin resolver. Su disco que suena maduro, como si mucho se hubiera pensado; pero bien lejos de la robótica, los sonidos se articulan perfectamente. Juan Chiatello tiene una influencia muy marcada para interpretar, su voz despierta una memoria emotiva de manera precipitada; y lejos de esconderlo, lo acepta con total naturalidad, como dice en “Todo el misterio”: te vi salir vestido “de colores santos”.

Phonalex.jpg

Tan excelente es el trabajo de producción musical, que genera morbo saber cómo lo resuelven en vivo. Durante todo el disco, Gonzalo Cucchetti y Tomás Jager generan soporte y seguridad, una base sólida que disipa cualquier duda. Gonzalo se destaca con la voz y un acertado y tragicómico estribillo en “El despechado”: cepillos de dientes voy a coleccionar, y algún día sabré canjearlos por un amor real.

Los extremos, si de influencias hablamos, se dan precisamente en el track 6 y 7. “Traenos” despierta la melancolía del campo, y sabe acomodar el folklore en la guitarra eléctrica. “Todo sigue en pie” se ubica entre los acordes que, en los 90’s, bandas como The Verve y Oasis supieron sacar provecho, y así Phonalex muestra su costado más anglosajón, con excelente arreglo de guitarras símil cuerdas que Nicolás Kalwill (ingeniero y productor) seguramente ayudó a orquestar.

Temas destacados: “Hombre en tierra llamando a la luz”, “El despechado”, “Todo sigue en pie”.

Soltando la carga (2017), de Vieja estación

Un paraíso sureño en el polo más austral de Latinoamérica. ¡Qué ironía! La banda dice mucho de sí misma en el título de su tercer álbum. Descargando las mejores notas del blues y el rock n’ roll, lírica de autopista y mucha mística.

Vieja Estacion.jpg

Toma la posta Santiago “Tomy” Espósito, guitarrista y cantante de la banda, con poderosa determinación para decir con una garganta curtida sus verdades. Su ancho de espadas es la sobrehumana manera de utilizar la técnica del slide guitar, para dejar sin aliento al oyente en cada aparición del psicodélico sonido, en composé con la excelente portada que realizó Nicolás Yudchak, el joven guitarrista que le dio distinción con su toque y energía con su espíritu, cuando se sumó a la banda en su arribo al país, luego de casi una década en México, donde se consolidaron apadrinados por Alex Lora (El Trí) y acompañando a todos los bluesmen afroamericanos que llegaban al país.

“Tomy” compone algunas canciones en solitario, otras comparte con su hermano Ezequiel Espósito, ex cantante de la banda, y otras con Mauro Bonamico, fantástico bajista que te lleva a pasear con su envolvente y preciso sonido en todos los pasajes del disco.  Emociona la banda por su melancolía en canciones como “Perro Fiel”, o la fantástica odisea de “Llorando los Blues”, recordando los mejores Allman Brothers en cada uno de sus progresivos cambios y agilizando la ardua tarea de Ignacio Espósito en batería, tercer eslabón de los hermanos, una verdadera comunidad musical. El disco sigue su camino rumbeando y armonizando violas, excelentes redes brillosas en el Hammond de Nicolás “Nandu” Aquista, para que en sus últimas canciones nos regalen aroma a madera con “Piedras en el agua” y una acertada despedida con una balada soul: “Sin saber”.


Temas destacados: “Perro Fiel”, “Llorando los Blues”, “Piedras en el agua”.

Tarea para el hogar: buscar su versión de “Wang Wang Doodle” (Willie Dixon), junto a Alex Lora.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s